Pacto de socios: Un seguro para todo emprendedor

Pacto de socios: Un seguro para todo emprendedor

Aunque Ernest Hemingway decía que “la mejor forma de averiguar si puedes confiar en alguien es confiar en él”, si te has animado a emprender no está de más que valores la posibilidad de suscribir un pacto de socios.

 

 

Es posible que no entiendas mucho de leyes y que sea un tema al que te dé pereza enfrentarte. Pero tranquilo, no te vamos a aburrir, tan solo queremos hacerte consciente de que es algo que te va a resultar muy útil y te puede librar de más de un quebradero de cabeza.

El pacto de socios es un documento privado que se firma entre las personas que componen una sociedad y que rige su relación más allá de lo que marca la legislación civil y mercantil. No lo confundas con los estatutos de la sociedad, que se ciñen a lo que dictamina el código mercantil y requieren escritura pública ante notario.

En principio, un pacto de socios puede incorporar cualquier cláusula que se le ocurra a los firmantes (siempre y cuando no vaya en contra de la ley, eso sí), pero las más comunes suelen hacer referencia a los siguientes aspectos:

  • Funciones de cada socio: Es habitual que en el pacto de socios se concreten las tareas, las responsabilidades e incluso el tiempo de dedicación de cada socio. Esto resulta especialmente útil en los momentos iniciales en los que el capital aportado por cada uno a la sociedad no se mide en dinero, sino en tiempo y esfuerzo. También es habitual cuando entran inversores como nuevos socios, que estos exijan la inclusión de cláusulas de permanencia para el equipo fundador con el objetivo de evitar, al menos durante una temporada, que abandonen el proyecto.
  • Buen gobierno: La actividad frenética a la que se enfrenta una startup en el día a día exige una toma de decisiones continua, lo que puede traer problemas en caso de que no estén alineadas todas las opiniones. En el pacto de socios se pueden establecer las bases para resolver potenciales conflictos, evitando la aparición de cualquier bloqueo y garantizando la agilidad en la toma de decisiones de los principales órganos de gobierno: el consejo de administración y la junta de accionistas.
  • Entrada y salida de socios: Durante la fase de desarrollo de una startup es habitual acudir a rondas de inversión que permitan financiar su crecimiento. Estas rondas vienen acompañadas de la entrada de nuevos socios o de la salida de alguno de los existentes. El pacto de socios permite establecer las bases para garantizar que durante este proceso se respetan los derechos de todos ellos (por ejemplo, incluyendo derechos de adquisición preferente, derechos de arrastre o derechos de acompañamiento).

Es posible que consideres que no necesitas un acuerdo de este tipo, sobre todo en los momentos iniciales en los que puedes pensar que la confianza con el resto del equipo fundador es suficiente para mantener una buena relación. Sin embargo, y confianzas al margen, firmar un pacto de socios te va a permitir:

  • Definir un marco, conocido y entendido por todos, que regule las relaciones internas entre los socios de una startup, alineado con las características y la estrategia de la misma.
  • Evitar conflictos internos y, sobre todo, garantizar su resolución de forma rápida y eficaz para evitar que la actividad de la empresa se vea afectada negativamente. Esto es deseable desde el primer instante, pero además se convierte en imprescindible en el momento en que incorpores un inversor externo. Será difícil que nadie te confíe su dinero si no existen los mecanismos necesarios para deshacer cualquier bloqueo.
  • Garantizar los derechos de todos los socios, evitando que la llegada de nuevos actores desencadene situaciones no deseadas en las que los promotores iniciales de la startup se puedan ver desplazados de la toma de decisiones o dejen de tener, en contra su voluntad, una participación activa en una aventura que siempre consideraron propia.

Por todo ello, aunque no estés obligado por ley a firmar un pacto de socios, el esfuerzo que te va a llevar hacerlo es reducido, sobre todo si puedes contar con la ayuda de un especialista, y los beneficios que te puede aportar son significativos. ¿A qué estás esperando?

No Comments

Post A Comment