¿Seguro que tu idea representa una buena oportunidad de negocio?

¿Seguro que tu idea representa una buena oportunidad de negocio?

Como emprendedor debes tener claro que no es lo mismo tener una buena idea que estar ante la posibilidad de hacer negocio gracias a ella. O lo que es lo mismo, una buena idea pierde su valor si no va acompañada de una oportunidad de negocio real. Así que todavía estás a tiempo de parar y hacer una reflexión interna y lo más sincera posible sobre si tu idea está bien encaminada.

Oportunidad de negocio

 

Si te quieres lanzar a emprender (y quieres vivir de ello) tendrás que asegurarte de que detrás de tu idea hay dinero, es decir, que existe un volumen suficiente de clientes interesados en utilizar tu producto o servicio y, sobre todo, que están dispuestos a pagar por ello. También deberás comprobar, entre otras cuestiones, que tus planes no van contra la legislación vigente o que no te enfrentas a un gran número de competidores que puedan llegar a comprometer tus expectativas de éxito.

Así pues, es muy importante que te pares a valorar la oportunidad que hay detrás de tu idea, porque puede suponer la frontera entre el éxito y el fracaso. Si realmente existe oportunidad aumentará la probabilidad de que tu aventura emprendedora resulte exitosa. Por el contrario, si esa oportunidad es pequeña o inexistente, tus esfuerzos pueden resultar infructuosos y estar abocado al fracaso.

Afortunadamente, tienes a tu disposición herramientas sencillas que te permiten hacer una valoración preliminar. Un ejemplo es el Opportunity Checklist, ideado por William D. Bygrave y Andrew Zacharakis. Esta herramienta se basa en analizar el contexto en el que se desarrolla una idea emprendedora y evaluar una serie de factores externos agrupados en cinco áreas: clientes, competidores, suministradores, gobiernos y entorno global. Se representa en forma de tabla y en ella se plasma la valoración objetiva de cada uno de los factores citados y en qué medida estos pueden suponer una ayuda o un freno a la idea.

Conocer la oportunidad de negocio de tu idea emprendedora te permitirá:

  • Tener más información para decidir si debes seguir adelante. Si todos los factores del contexto son favorables, es más probable que exista una oportunidad de negocio adaptada a tu idea y tendrás más motivos para poner toda la carne en el asador. Por el contrario, si los factores son desfavorables, te darás cuenta de que realmente no existe tal oportunidad y que quizás sea mejor abandonar la idea ahora que todavía estás a tiempo y reenfocar tus esfuerzos en otra dirección.
  • Identificar los aspectos que restan atractivo a tu propuesta o conocer las barreras a las que te tendrás que enfrentar. Esta información te pondrá en guardia y te permitirá valorar si existe algún aspecto de tu idea sobre el que puedes actuar para aumentar el tamaño de la oportunidad (por ejemplo, redefinir el público objetivo o introducir algún cambio para adaptarla a la legislación vigente).
  • Estar más capacitado en caso de que tengas que elegir entre varias ideas. Es posible que, como emprendedor, llegue un momento en que dudes entre diferentes propuestas. Este tipo de herramientas te ofrecen un marco adecuado para poder valorar, de manera sencilla,  cuál de ellas representa una mayor oportunidad.

Cuando te lanzas a emprender cualquier ayuda que te permita reducir la incertidumbre a la que te enfrentas y te ayude a avanzar sobre seguro es algo impagable. ¿no crees? Entonces, ¿te animas a conocer tu oportunidad de negocio?

No Comments

Post A Comment