Bullseye Framework o cómo prepararse para atraer clientes

Bullseye Framework o cómo prepararse para atraer clientes

Ya has pulido tu idea, has desarrollado el modelo de negocio, has valorado la oportunidad que tienes ante ti y te has lanzado a crear un producto. Vas por buen camino, pero aún no has llegado a tu destino. Ahora necesitas conseguir clientes. De nada te servirá haber llegado hasta aquí si nadie compra tu producto. Llega la hora de que afines tu puntería con el Bullseye Framework.

Bullseye Framework

En este momento debes concentrar tus esfuerzos en llegar a tus usuarios y conseguir tracción. Afortunadamente, hoy en día tienes a tu disposición muchos canales diferentes para relacionarte con tus clientes. Simplemente tendrás que elegir cuáles son los que más te convienen y actuar de la manera adecuada para sacar el máximo provecho de ellos.

Para esta tarea puedes apoyarte en el Bullseye Framework, una metodología ideada por Gabriel Weinberg y Justin Mares y descrita en su libro “Traction: How any startup can achieve explosive customer growth“, que toma en consideración 19 canales comerciales, que son:

  1. Marketing viral.
  2. Relaciones públicas.
  3. Relaciones públicas no convencionales.
  4. Marketing en buscadores (SEM).
  5. Publicidad online.
  6. Publicidad offline.
  7. Posicionamiento en buscadores (SEO).
  8. Marketing de contenidos.
  9. Email marketing.
  10. Desarrollo de producto.
  11. Publicación en blogs.
  12. Acuerdos y alianzas.
  13. Ventas directas.
  14. Programas de afiliados.
  15. Plataformas existentes.
  16. Ferias.
  17. Eventos.
  18. Conferencias.
  19. Comunidades de usuarios.

Sin embargo, parece lógico pensar que no todos los canales te van a ofrecer el mismo potencial y que no debes dedicar recursos a todos ellos sin previamente saber cuáles son los más interesantes para tu proyecto. Para elegir los canales que más te convienen, deberás llevar a cabo de forma sistemática las siguientes tareas:

  • Valorar cómo cada uno de los canales puede ayudarte a alcanzar tus objetivos de atraer clientes y conseguir tracción y cuánto te costaría. A ello deberás dedicar un período de reflexión sincera y realista.
  • Clasificar y priorizar los canales en función de su potencial, conforme a la diana propuesta en el Bullseye Framework. Sitúa en el centro los tres canales que consideres más prometedores en este momento; en el círculo intermedio los seis que quizás podrían funcionar y en el círculo exterior el resto, aquellos que no parece que vayan a jugar un papel relevante a corto o medio plazo, aunque podrían ser útiles en un futuro más lejano.
  • Testar los canales.  Haz experimentos en el mundo real que no te exijan muchos recursos, ya sea tiempo o dinero, pero que te permitan comprobar si estos canales funcionan como esperabas.
  • Focalizar tus recursos en el canal o los canales que te estén ofreciendo mejores resultados. Si no estás consiguiendo la tracción necesaria, cambia de estrategia y redirige tus recursos a otro canal.

Este sencillo proceso te resultará de gran ayuda para lanzarte al mundo real a buscar clientes para tu producto. Así que no lo dudes y ¡afina tu puntería!

No Comments

Post A Comment