Desarrolla tu marca personal para triunfar como emprendedor

Desarrolla tu marca personal para triunfar como emprendedor

En las primeras etapas de la aventura de emprender, las habilidades personales juegan un papel fundamental. En ese momento, la vinculación entre startup e individuo es máxima y queda personalizada casi en exclusiva en la figura del emprendedor. Como norma general, no existirá un gran equipo o una gran organización detrás tuyo, por lo que gran parte de las tareas, las responsabilidades y las decisiones tendrás que llevarlas a cabo a título personal. Una de esas habilidades clave es la marca personal.

 

Marca personal

 

La definición de marca personal hace referencia a la personalidad comercial del individuo, conforme a la percepción que los demás tienen de él. Y como tal es un activo intangible. Sin embargo, como emprendedor la marca personal tendrá una gran importancia para ti, puesto que va a condicionar el posicionamiento de tu propuesta entre los usuarios o entre potenciales inversores.

Tener una gran marca personal te reportará importantes beneficios, entre los que podemos destacar los siguientes:

  • Transmite tus valores y tu imagen. Será una herramienta de marketing clave que podrás utilizar sin gastar mucho dinero, aunque te obligará a invertir tiempo, eso sí.
  • Atrae clientes. Todas las acciones que lleves a cabo para potenciar tu marca personal te permitirán también llegar a potenciales clientes. A partir de ahí, sólo te quedará enamorarles con tu propuesta.
  • Convence a inversores. Tu marca personal será un reflejo de tus capacidades como líder de un proyecto emprendedor y, como tal, será un atributo de gran valor en el que te podrás apoyar para conseguir financiación.

Gracias a las nuevas tecnologías tienes a tu alcance multitud de herramientas para darte a conocer. Esa es la parte fácil. Lo que te resultará más difícil y te requerirá un gran esfuerzo es posicionarte y destacar entre todos los demás.

Para construir tu marca personal, te proponemos seguir un proceso sencillo dividido en tres fases:

  1. Defínete a ti mismo. Reflexiona sobre tus fortalezas, tu meta y tu personalidad y elabora las bases del discurso que quieres transmitir, apoyándote en tus aptitudes para aportar credibilidad.
  2. Diseña una estrategia para transmitir y posicionar tus mensajes. Para ello tienes a tu disposición herramientas muy accesibles y de gran alcance, como redes sociales o blogs, que te ayudarán a conseguir un posicionamiento de referencia. Pero deberás combinarlos con interacciones más personales, como correos personalizados o encuentros cara a cara, que te resultarán mucho más potentes pero te requerirán mayor esfuerzo.  
  3. Enlaza tus intervenciones con la imagen de tu compañía. Sal a la calle y transmite tu marca personal, teniendo en cuenta que deberás hacerte visible en todo momento y ser persistente. Para esto te puedes ayudar de iconos como tu marca, el nombre de un producto específico, tu logo o un eslogan atractivo.

Así que ¡ya sabes! Igual de importante que llevar a buen puerto tu idea emprendedora es lograr una marca personal potente que te dé solidez y te permita posicionarte en tu sector.

 

No Comments

Post A Comment