Ecoalf: Emprendimiento, moda y sostenibilidad

Ecoalf: Emprendimiento, moda y sostenibilidad

Tras Panic y Cultivo, el ”Encuentro 101” continuó con la visita a Ecoalf, una firma de moda sostenible creada en 2012 y heredera de la experiencia anterior de su fundador Javier Goyeneche con la finalidad de “fabricar la primera generación de productos de moda realizados con materiales reciclados con la misma calidad, diseño y propiedades técnicas que los mejores productos no reciclados”.

 

Ecoalf

 

En esta ocasión el encargado de ejercer de amable cicerone fue Pedro, quien hizo un repaso a la historia de Ecoalf desde sus orígenes hasta la actualidad, nos contó las particularidades de la compañía, nos enseñó la gama actual de productos y nos habló de los proyectos a futuro. Todo ello alrededor de un objetivo muy claro: la sostenibilidad.

 

Lecciones para emprendedores III: Ecoalf

 

1. Emprendimiento y sostenibilidad: Dos palabras que combinan bien

Como emprendedores también podéis contribuir a cambiar el mundo construyendo un planeta más sostenible. Y eso lo tienen claro en Ecoalf, como se refleja en el lema de su última campaña “Because there is no planet B”.

“Donde otros ven basura nosotros vemos materia prima de alta calidad”, se puede leer en su web. Ecoalf recoge botellas de plástico y redes de pesca del océano y los convierte en tejidos, añade posos de café a la ropa para evitar que coja olor y confecciona sudaderas con algodón postindustrial reciclado.

 

2. La tecnología permite reinventar cualquier sector

La clave de la propuesta de Ecoalf pasa por la innovación en la aplicación de nuevas tecnologías. Trabajan codo con codo con compañías y organismos a la vanguardia del I+D+i, con especial atención a los procesos de reciclaje.

Como resultado de este trabajo, Ecoalf ha desarrollado un buen número de patentes que permiten, por ejemplo, transformar el PET con el que están fabricadas las botellas de plástico en poliéster o convertir las redes de pesca en nailon, materiales que emplean para fabricar tejidos de la máxima calidad.

Además junto a Signus (entidad de gestión de neumáticos usados) y el Centro Tecnológico de Calzado de la Rioja (CTCR) han logrado sacar la primera colección de sandalias flip flop fabricadas a partir de neumáticos fuera de uso.

 

3. Sé ambicioso, pero sin renunciar a tu objetivo

Ecoalf es una compañía pequeña, pero con ambiciones grandes, que avanza a pasos agigantados. El pasado mes de marzo, el fondo de inversión Manor Group, especializado en start-ups del ámbito de la sostenibilidad, adquirió el 65,9% de la empresa con el objetivo de potenciar el desarrollo, el crecimiento y la profesionalización de la compañía.

Y es que en Ecoalf no se conforman con ser líderes dentro del sector de la moda sostenible, sino que quieren competir cara a cara con las grandes firmas de moda (no tan sostenible, se entiende). Pero esto sólo es posible con unos tejidos y unos diseños de primera, adaptados a los gustos de los clientes. Como nos decía Pedro, si al receptor no le queda bien o no le gusta una prenda, por muy bonita que sea la historia que les cuentes, no la van a comprar. De este modo, Ecoalf logra unir reciclaje y moda, dos conceptos que tradicionalmente han sido difíciles de combinar.

 

4. Dota de mensaje a tu producto o servicio

El mensaje de Ecoalf gira en torno a la sostenibilidad, enfocado en el reciclaje y en la limpieza de los océanos. Y este es el mensaje que quieren transmitir en sus tiendas.

En la actualidad están muy ilusionados con la próxima apertura de una “experience store” en Berlín, en el cosmopolita barrio de Mitte, que tienen prevista para el mes de septiembre. Será un espacio amplio del que se servirán para concienciar a los clientes y hacer entender, a través de la experiencia, cuál es la propuesta de Ecoalf.

 

Así que ya sabes, si todavía no conoces Ecoalf, te animamos a que te acerques a su tienda y te dejes seducir por sus prendas y, sobre todo, por su mensaje. Con ello contribuirás a construir un mundo mejor “because there is no planet B”.

No Comments

Post A Comment