Cultivo: Emprender con tradición quesera

Cultivo: Emprender con tradición quesera

Y como un excelente pan y un magnífico queso maridan a la perfección, tras pasar por Panic la ruta del “Encuentro 101 Emprendimiento” continuó por Cultivo, una firme apuesta de varias familias productoras de queso por ofrecer productos únicos y de gran calidad.

 

Cultivo

 

En esta ocasión fue Adrián quien, con su distendida charla, nos abrió las puertas de esta especial tienda de quesos, en la que el producto manda sobre todas las cosas, incluso sobre la temperatura de la tienda. Y como de todo se aprende, de esta visita también extrajimos nuestra lectura emprendedora. Aquí os dejamos nuestras conclusiones.

 

Lecciones para emprendedores II: Cultivo

1. Fíjate un objetivo claro

Cultivo tiene una misión muy clara que guía sus pasos desde el primer día en el que se concibió el proyecto: “Revolucionar la cultura del queso en nuestro país y hacer una apuesta definitiva por la artesanía y la excelencia alimentaria”, como reza en su página web.

2. Cuida al máximo el producto

En Cultivo, el queso juega el papel protagonista indiscutible y, como tal, es tratado con el máximo respeto y cuidado. Su objetivo es que la gente consuma el queso como lo que es: un producto vivo que evoluciona como consecuencia de la fermentación y cuyo sabor dependerá de la época del año, de lo que coma el ganado…. De hecho, para todas las elaboraciones utilizan leche cruda, lo que potencia los sabores naturales y da a los quesos una marcada personalidad.

3. Seduce al cliente con una experiencia incomparable

Entrar en la tienda de Cultivo supone una experiencia única en todos los sentidos. El propio local hace la función de cámara de maduración, con una temperatura que oscila entre los 8 y los 12 grados y un nivel de humedad entre el 75 y el 90%. En el centro de la tienda se encuentra un gran mostrador donde se exponen los quesos sin vitrinas de por medio, mostrando un total respeto al producto. Además, los vendedores se muestran cercanos y no es raro escucharlos contar el origen (por cierto, que el 90% son españoles) y las características de cada queso o dárselo a probar a algún cliente indeciso.

4. Crea un ecosistema en torno a tu producto

La tienda es el escaparate, pero una parte importante del negocio pasa por la distribución de quesos para restaurantes, tiendas especializadas y clientes diversos tanto dentro como fuera de España. Además, ofrecen programas de formación sobre la elaboración artesanal del queso, catas, talleres, cursos, maridajes… Y no solo eso, también ayudan, asesoran y hacen un seguimiento a aquellas personas que quieran montar una pequeña quesería y ofrecen la contratación de su Rocklette, un take away con el queso como protagonista para fiestas o eventos.

5. Fija y gestiona los objetivos de manera apropiada

Como nos dijo Adrián, es importante tener unos objetivos claros. Sin embargo, también hay que buscar que sean alcanzables, para evitar cualquier frustración que nos haga tirar la toalla.

6. No te conformes, evoluciona

Aunque el negocio ya está en marcha, los miembros de Cultivo continúan trabajando con los productores para implementar las recetas existentes y desarrollar nichos de mercado con cada uno de los queseros, además de seguir en una búsqueda continua de nuevas queserías. Todo ello con un objetivo claro, como recogen en su web: Hacer crecer la cultura quesera en nuestro país, abogando por la excelencia en la producción y en el producto final.

 

Así que ¡ya sabes! si te gustan los quesos con rostro, apuestas por una elaboración artesana  y quieres vivir una grata experiencia, en Cultivo encontrarás una amplia variedad y un personal cualificado que te resolverá todas tus dudas. ¡Que lo disfrutes!

No Comments

Post A Comment