Herramientas

Como emprendedor debes tener claro que no es lo mismo tener una buena idea que estar ante la posibilidad de hacer negocio gracias a ella. O lo que es lo mismo, una buena idea pierde su valor si no va acompañada de una oportunidad de negocio real. Así que todavía estás a tiempo de parar y hacer una reflexión interna y lo más sincera posible sobre si tu idea está bien encaminada.

Has decidido emprender, tienes una buena idea y cuentas con capital suficiente para lanzarte a conquistar el mundo. ¡Genial! Pero... ¿tienes clara cuál es tu propuesta de valor? O, dicho en otras palabras, ¿sabes qué aportas al mercado? Seguro que has pensado en esto más de una vez. Pero, llegado a este punto es bueno que lo plasmes y lo visualices en un papel. Para ello cuentas con la inestimable ayuda del Value Proposition Canvas.