junio 2017

Tras Panic y Cultivo, el ”Encuentro 101” continuó con la visita a Ecoalf, una firma de moda sostenible creada en 2012 y heredera de la experiencia anterior de su fundador Javier Goyeneche con la finalidad de “fabricar la primera generación de productos de moda realizados con materiales reciclados con la misma calidad, diseño y propiedades técnicas que los mejores productos no reciclados”.   Ecoalf

En las primeras etapas de la aventura de emprender, las habilidades personales juegan un papel fundamental. En ese momento, la vinculación entre startup e individuo es máxima y queda personalizada casi en exclusiva en la figura del emprendedor. Como norma general, no existirá un gran equipo o una gran organización detrás tuyo, por lo que gran parte de las tareas, las responsabilidades y las decisiones tendrás que llevarlas a cabo a título personal. Una de esas habilidades clave es la marca personal.   Marca personal   La definición de marca personal hace referencia a la personalidad comercial del individuo, conforme a la percepción que los demás tienen de él. Y como tal es un activo intangible. Sin embargo, como emprendedor la marca personal tendrá una gran importancia para ti, puesto que va a condicionar el posicionamiento de tu propuesta entre los usuarios o entre potenciales inversores.

Como emprendedor debes tener claro que no es lo mismo tener una buena idea que estar ante la posibilidad de hacer negocio gracias a ella. O lo que es lo mismo, una buena idea pierde su valor si no va acompañada de una oportunidad de negocio real. Así que todavía estás a tiempo de parar y hacer una reflexión interna y lo más sincera posible sobre si tu idea está bien encaminada.

Has decidido emprender, tienes una buena idea y cuentas con capital suficiente para lanzarte a conquistar el mundo. ¡Genial! Pero... ¿tienes clara cuál es tu propuesta de valor? O, dicho en otras palabras, ¿sabes qué aportas al mercado? Seguro que has pensado en esto más de una vez. Pero, llegado a este punto es bueno que lo plasmes y lo visualices en un papel. Para ello cuentas con la inestimable ayuda del Value Proposition Canvas.